Proyecto Duas

Artisteamos y comunicamos – infoduas@gmail.com

EL CUIDADOR

Desde el pasado 16 de marzo, el Teatro Bellas Artes acoge la llegada de El cuidador jugando a unir en escena el humor y la ironía de un texto de Harold Pinter que atiza con firmeza y critica lo absurdas que pueden llegar a ser las circunstancias de nuestra vida, a través de tres figuras del teatro británico del siglo pasado que se actualizan estos días en la capital.

Todo comienza en un espacio blanco, una especie de impás físico y temporal, enmarcado por una galería de objetos y trastos variados que configuran una escenografía, diseño de Paco Azorín y Alessandro Arcangeli, sobre la que no se puede quitar el ojo. Toda una galería de artilugios da cobijo a esta historia que ha comenzado en otro lugar, pero que toma foco en lo alto de una habitación con dos hombres que acaban de cruzar su camino.

Joaquín Climent, Juan Díaz y Álex Barahona son el trío de actores que interpreta a tres personajes que constantemente intentan ponerse en los zapatos del otro, pero cuya comunicación falla para hacer más desafiante aún su encuentro. Entre cuidar al otro y cuidar un edificio, o cuidarse a uno mismo o un mueble, preguntas como si se puede vivir sin confiar en el otro o con quién se puede contar en realidad irán surgiendo, casi como hacen los diferentes utensilios inservibles ya escondidos en el espacio. Destacable es el hecho de que Juan Díaz se lo juegue todo con su personaje y acierte de pleno. Su valía en escena otorga a su trabajo un inconfundible saber hacer con el que siempre se disfruta desde el patio de butacas. Da igual a qué papel se enfrente; Díaz lo hace suyo y lo sabe compartir con el público de una manera tan especial que es síntoma de fortuna acudir a verle.

En esta dirección de Antonio Simón, se puede ver la dramaturgia de Pinter, traducida y adaptada por Juan Asperilla, con ataduras a nuestra contemporaneidad y amarrada en la vida de estos tres individuos que coinciden en una casa en ruinas que siempre intenta resurgir, como ellos. Es en su objetivo de cuestionarse “hasta qué punto intentar conectar con el otro implica esfuerzo, aunque no siempre recompensado” donde podemos encontrar la fuerza de este montaje. 

Sin duda es esta una función en la que se disfruta excavando en las miserias humanas y en las grandes incapacidades que demostramos, pasen los años que pasen, llena de recovecos como la pobreza o la salud mental a los que ir quitando el polvo y empezar a cuidar. Quién sabe en qué circunstancias podríamos sentirnos tan destartalado como ellos.

El título hace referencia de una manera ambigua tanto a la posibilidad de cuidar a otra persona como a la de cuidar un piso. Los tres personajes de la obra intentarán cuidarse y cuidar la propiedad de una manera que, vista desde fuera, parece un desastre propio de una comedia clásica en blanco y negro dentro de una película de intriga y suspense. Plantea también la paradoja de la dificultad de la comunicación.

Amanda H C

Joaquín Climent

Juan Díaz

Antonio Simón

Teatro Bellas Artes

Más teatro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Twitter

Follow us!

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a 106 seguidores más

Instagram

No se encontró ninguna imagen en Instagram.

imágenes

Algunas de las imágenes que aparecen en esta web han sido sacadas de internet. Si deseas que alguna sea retirada, sólo tienes que enviarnos un e-mail (infoduas@gmail.com) y la eliminaremos. Gracias.

Duas recomienda:

Quinta del Sordo

Quinta del Sordo

Nave 73

Nave 73

Plataforma de Arte Contemporáneo

Plataforma de Arte Contemporáneo

Una Caja de Sorpresas

Una Caja de Sorpresas

Ornitorrinco Films

Ornitorrinco Films

A %d blogueros les gusta esto: