Proyecto Duas

Arte Contemporáneo – infoduas@gmail.com

CONTRA LA DEMOCRACIA

La democracia. ¡Qué barbaridad! Es lo único que se nos ocurrió decir tras acudir al estreno de Contra la democracia en el Teatro Galileo. Algo estamos haciendo bien en nuestras sociedades contemporáneas cuando el lugar que pisan los actores y aquel en el que se asientan los espectadores forman un único espacio. Y algo estamos haciendo verdaderamente mal cuando los valores tienen que ser revisados, criticados y abucheados sobre el escenario para enseñarnos y castigarnos con la autocrítica.

Fotografía Vicente S. Román

Lo que se encuentra en Contra la democracia asusta porque nos vemos reconocidos, porque es un gran espejo puesto delante de nuestras narices para que nos veamos, nos examinemos y observemos nuestros comportamientos a la luz del día. La pieza nace de la observación de que el capitalismo consumista deforma la palabra hasta convertirla en negativa. La democracia es ficticia. Y lo peor es que nosotros mismos nos creemos que nuestras peores acciones también pueden quedarse en la ficción. Esto es parte de la deshumanización presentada en este montaje, sin terminar de aniquilar la esperanza.

galeria-contra-la-democracia-12

Fotografía Vicente S. Román

Esteve Soler ha examinado con cierto síntoma de luto aquellos aspectos de la democracia que ya están podridos, extrayendo un sano juicio para ayudar a debatir en muchas direcciones. A través de siete escenas, la reflexión está presente y obliga a instaurar un continuo alud de preguntas insaciables. El autor no sólo da la vuelta a variados temas sociales sino que sus diferentes visiones acuden desde tan diferentes perspectivas que los temas de poder, economía, política, familia o colectivo social adquieren una nueva dimensión. En palabras suyas, esta obra “quiere reiniciar nuestra visión sobre la cotidianeidad. Es un grito para renovar nuestro compromiso con esta institución que garantiza la igualdad entre los ciudadanos”.

contra-la-democracia_12

Fotografía Vicente S. Román

La dirección de Antonio C. Guijosa aprovecha muy bien los puntos perversamente cómicos, en paralelo a las salvajadas permisibles que hipnotizan al compás del humor más ácido y negro, oscuro como el mal representado. Su talante está demostrado en la compleja mezcla de acciones que desarrolla y que logra con mucho acierto acercar al patio de butacas. La decisión es nuestra y sabemos que depende del espectador precisamente por las señales directas que nos regala Guijosa, regalo envuelto en el que él mismo también viene introducido.

contra-la-democracia_08

Fotografía Vicente S. Román

Teatro del Noctámbulo produce una obra inquietante, cuyas tripas son las nuestras y cuyo revoltijo de pesadillas encerradas en una habitación de oro son nuestro día a día. La hilada fina entre las diferentes historias se va tejiendo como la tela de araña exhibida, aprisionando cada vez más gracias a un vestuario de Rafael Garrigós y a una escenografía diseñada por Mónica Teijeiro que elevan las piezas escénicas a otro nivel, utilizando la metáfora y el sórdido veneno para inocularnos realidad sobre la realidad en la que nos (a)sentamos al ir al mismo teatro. Retrato dentro del teatro. Autorretratos escénicos mordidos por la inteligencia que sólo puede otorgarles el arte.

contra-la-democracia_03

Fotografía Vicente S. Román

Contra la democracia, distribuida por Mara Bonilla, forma parte de la trilogía Soler, en la que la deformidad del ser humano presentada quizás es la mejor pieza construida para intentar salvarnos como especie, como humanidad creyente en un mundo que ya no existe.

El poder (político y económico) ha decidido disolver al pueblo para refundarlo. Por tal razón ha expulsado a todos los ciudadanos y hará una nueva selección; una pareja que desde una telaraña, despotrica del sistema, pero a la vez promete que se vengará en las próximas elecciones; un hombre que habla de igualdad, pero no quiere ser igual al amigo que acaba de derribar de una pedrada; un matrimonio que decide que tiene que matar a su hijo para contribuir con el bien común en una economía en crisis; el encuentro imposible entre dos políticos de tiempos distintos; unos vecinos ante el peligro de la ignorancia y una mujer afgana que descubre los límites de nuestra democracia.

Amanda H C

Teatro Galileo

Mara Bonilla

Más teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Twitter

Follow us!

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 92 seguidores

Instagram

Se ha producido un error al recuperar las imágenes de Instagram. Se volverá a intentar en unos minutos.

imágenes

Algunas de las imágenes que aparecen en esta web han sido sacadas de internet. Si deseas que alguna sea retirada, sólo tienes que enviarnos un e-mail (infoduas@gmail.com) y la eliminaremos. Gracias.

Duas recomienda:

Quinta del Sordo

Quinta del Sordo

Nave 73

Nave 73

Plataforma de Arte Contemporáneo

Plataforma de Arte Contemporáneo

Una Caja de Sorpresas

Una Caja de Sorpresas

Ornitorrinco Films

Ornitorrinco Films

A %d blogueros les gusta esto: